16 de enero de 2011

Parque El Capricho



Nació en 1783 de la mente ilustrada de la duquesa de Osuna, Doña María Josefa Alonso Pimentel, cuando compró una casa de recreo con huertas y frutales situada en la villa de Alameda. Los Osuna, los nobles con mayores riquezas de la época, construyen en dicha finca, un espacio de recreo como centro escénico-artístico y conjunto paisajístico y arquitectónico (arquitecturas efímeras). Estas edificaciones, denominadas Caprichos, tenían que ser descubiertas por los invitados a lo largo de un recorrido.

Artistas ilustrados construyeron pabellones, trazaron recorridos y crearon estancias cuya finalidad fue representar la fiesta, el juego, el amor y los trabajos de la naturaleza en la que están entrelazadas la arquitectura y la jardinería. Ejemplo de villa suburbana y jardín paisajista del siglo XVIII en España, ocupa actualmente una extensión de catorce hectáreas.

Ya en el siglo XIX, durante la invasión francesa, la duquesa se exilió a Cádiz, el gobierno de José I confisca la finca y la ocupa el general Belliard para su Cuartel General. La restauración borbónica en 1814 y la vuelta de la duquesa a Madrid supuso un renacimiento del conjunto que continuó con su nieto y heredero Don Pedro Alcántara Téllez Girón, XI duque de Osuna. Éste muere joven y la propiedad pasa a su hermano Mariano que por su espíritu excéntrico y derrochador pierde su fortuna subastándose sus bienes. La finca es adquirida en 1900 por la familia Baüer.

En 1937, en plena Guerra Civil se convierte en Cuartel General del Ejército del Centro para la Defensa de Madrid y se construyen el Bunker y el Polvorín. Finalizada la guerra, los Baüer venden la propiedad en 1945 y el Jardín cae en el abandono hasta que el Ayuntamiento de Madrid la adquiere en 1974, comenzando su restauración y recuperación en 1986 con la creación de la Escuela Taller Alameda de Osuna.

Los Caprichos más destacados son el Abejero (símbolo de la laboriosidad), la Ermita (construida como escenografía teatral), el Casino de Baile (al que se accedía por medio de falúas), el Embarcadero o Casa de Cañas (de estilo chinesco), la Casa de la Vieja (en representación del mundo rural), el Fortín (con planta en forma de estrella), el Arroyo (que divide el jardín de norte a sur), y la Ría (que se inicia en El Casino, desemboca en un gran lago con una isla central y vuelve a convertirse en Ría para finalizar en El Fortín).

La vegetación se caracteriza por los bosquetes de lilos, árboles del amor, robles, pinos, cipreses, tejos, cedros, plátanos y castaños de indias. La fauna por los mirlos, herrerillos, petirrojos, ruiseñores, cisnes negros, ánades reales, ardillas rojas y musarañas.

Los jardines son fruto de una época en la que el culto por la naturaleza influyó en el terreno filosófico, con la Ilustración; en política a través del Despotismo Ilustrado; en las artes plásticas mediante el Neoclasicismo y en el apartado musical con las formaciones de Cámara. Moratín, Goya o Boccherini son algunos de los grandes artistas que pasearon por este idílico recinto.

Fuentes: "Madrid Villa y Corte" de Pedro Montoliú Camps, "Urbanity", "Postales Antiguas de Madrid" de Ediciones La Librería, "La Ilustración Española y Americana", "Ayuntamiento de Madrid", "Archivo Histórico Regional", "Viejo Madrid", "Sociedad Española de Librería", "Museo Municipal de Madrid".

M@driz hacia arriba© 2011 | Manuel Romo

22 comentarios:

  1. qué bonito!! es un parque público o se debe pagar una entrada para visitarlo?

    ResponderEliminar
  2. Preciosos los jardines de El Capricho, estuve alli éste verano, lo unico malo el calor que hacia en Alameda de Osuna marcaba 43 grados y no hay ni una sola fuente en todo el parque, pero bueno, hice muchas fotos que las tengo en mi blog.
    Te dejo aqui una de las que más me gustaron.

    http://img203.imageshack.us/img203/3867/madridjardineselcaprich.jpg

    Si quieres agregarme a tu lista de blogs yo te añadiré en los mios. Te dejo aqui los cuatro que tengo de Madrid.

    http://unpaseopormadrid.blogspot.com/
    http://madridparques.blogspot.com/
    http://dormirenmadrid.blogspot.com/
    http://madridfotoblog.blogspot.com/

    Un saludo y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por esta estupenda información.
    Yo creo que es el parque mas bonito de Madrid. Cada edificación tiene su historia que se explica en un cartelito colocado al efecto al pie de la misma.
    Si váis, acordaros de llevar migas de pan para el cisne (majestuoso, de color negro y con las plumas centrales en rojo-naranja) y los patos. El cisne es graciosísimo, y "pide" en cuanto uno se acerca.
    El parque es precioso en cualquier época, pero en mayo todo él es una sinfonía de colores malvas y lilas, que era el color favorito de la Duquesa.
    Me lo conozco al dedillo.
    Si váis a primerísima hora, (abren a las 9) puede que veáis alguna ardilla, ya que mas tarde cuando hay gente, no bajan de los árboles.
    Otro día, os contaré mas cosas. Hoy os dejo (a todos los amigos de Romo, y a él mismo), un curioso enlace dode se ve el bunker en el que estuvo el General Miaja (del ejército republicano) hasta la rendición de Madrid, que creo , se firmó en este mismo parque.

    http://abandonalia.blogspot.com/2007/06/el-bunker-del-capricho.html

    Un abrazo. y que lo disfrutéis.

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas las fotos!!
    Por suerte Lorenzo asomó la cabeza este finde y permitió a los madrileños darse un voltio por sitios como este parque.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Hola Manuel,
    solo he estado una vez en este jardín, uno de los más bonitos que conozco, ¡tengo que volver!
    Me gustan tus explicaciones, uno de los temas que más me interesan es la relación entre la arquitectura y la jardinería.
    Precioso post,
    ¡gracias!
    y besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Natalia.
    Increíblemente totalmente gratuíto. Así de rumboso se ha sentido esta vez el Ayuntamiento de Madrid y no ha querido sacar tajada de un bien común.

    ¡Salud!


    Hola motera_hd.
    Lo de la fuente, tengo que contradecirte, estuviste pelín despistadilla, nada más entrar a la izquierda tienes un surtidor de agua fresquiiiita (bueno con esa calorina no tan fresquita).
    El enlace a tu blog ¡hecho!. Enlazaré "De paseo por Madrid" pues en él tienes pestañas de enlace a los otros blogs ¿ok?.

    ¡Salud!


    Muchas gracias Autor.
    Para las fechas que corren, hizo un día de paseo en manga corta y además el parque estaba casi vacío, ¡un gustazo!
    Bienvenido.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  7. Hola Mercedes,
    si se hubieran conservado las construcciones del Retiro, seguramente sería el Retiro, pero hoy por hoy me quedo con el recoleto Capricho.
    Tranquilo, bien cuidado y espléndido en todo su recorrido. Un resto de la Ilustración casi intacto.
    Te reitero mis felicitaciones por el bienio de "Arte en Madrid".

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Romo: Ayer mismo, te mandé un comentario precioso sobre el Capricho, que conozco al dedillo.
    Era el primer comentario. A veces, los recibís como "spam". Mira a ver...
    Te agradecía la entrada tan buena que has hecho, porque este parque es mi vecino y favorito.
    Claro que hay alguna fuente,(de época) pero hay que buscarlas....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Doña Umé,
    en efecto, es como tú decías, estabas como spam, a veces blogger nos juega estas malas pasadas. Los reviso de vez en cuando pero a veces...Mil perdones en nombre de blogger y en el mío propio.
    Estoy contigo Doña Umé, para mí es el parque más bonito por lo cuidado, curioso, tranquilo y bien planificado, ¡y encima gratuíto!
    Se nota que te encanta porque tu comentario respira euforia por este parque...y sus patos.
    Conocía lo del general Miaja, pero no lo de la firma de la rendición. Ven más cuatro ojos que dos,entre todos conseguimos la información detallada y precisa.
    Echaré un vistazo al enlace que propones.
    Muchas gracias por tu aportación y otra vez mis disculpas por el lapsus del spam.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Manuel:

    ¡¡Qué envidia me das: cuántas cosas bien dichas con tan pocas palabras!! La verdad es que el jardín es precioso (cómo me hubiera gustado participar en alguna de aquellas fiestecitas, yendo en góndola al casino del baile, jeje).

    Hace tiempo leí que antiguamente la palabra "capricho" no significaba antojo, sino que, aplicado a las artes, era una obra fantasiosa, fuera de lo reglado. Aunque, en el caso del jardín de la duquesa, creo que se daban cita las dos acepciones, jeje.

    Una abrazo y enhorabuena por el artículo y las fotos!!!

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Salud D. Jesús.
    ¡No sea usted tan envidiosillo, que lo quiere todo!.Ya hace usted estupendísimos artículos como para no envidiar a nadie.
    Más de una vez me he imaginado yendo al Capricho ataviado de la época para estar más en situación. Tuvo que ser "de capricho" en tiempos de la duquesa.
    Y repecto a "capricho" estás en lo cierto, es una idea pero sin razón y fuera de las reglas, pero eso sí, con gracia y buen gusto.
    ¡De aquí...a académicos!

    Mil gracias y un fuerte abrazo.


    Doña Umé,
    ¡se nota que te agrada la madre naturaleza!
    Tus palabras sobre todo lo relacionado con ella rebosan un entusiasmo que da envidia.
    Sigue disfrutando con esa felicidad contagiosa.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Es un gran desconocido para muchos, aunque es algo que se agradece cuándo vas a dar un paseo un mañana de domingo, especialmente en verano, y puedes asistir a los conciertos gratuitos.
    Estupenda entrada, Romo.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias mcarmen,

    Aunque suene un poco egoísta, casi prefiero que siga desconocido, si se masificara perdería gran parte de su encanto. Sin lugar a dudas, el Retiro es un espléndido lugar de solaz pero, ¿queda rincón en él para disfrutar de un libro sin griterío, deportistas, vendedores, músicos, perros, bicis y riadas de gente?
    Me quedo con El Capricho y su paz aún conservada.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Una buena recomendación que llevo anotada años :) A ver si de una vez paso por este parque.

    También me gusta sacar detalles de las alturas por las calles de Madrid, así que cuando voy a conciertos aprovecho que llevo el 300 y tomo algunas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Hola Paco,
    Ya sabes, "quien quiere, puede". Anímate que un huequito lo tiene cualquiera, no te arrepentirás.
    Aunque allí tienes casi todo a ras de suelo, también es útil el 300 para "cazar"(con suerte) musarañas y ardillas en las altas copas de los árboles centenarios.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Sin duda el más bonito de Madrid. El Capricho es un auténtico oasis de placer paa los sentidos. Esta vez te has adelantado Manuel, y ahora que hago yo con el post que tenía preparado??...
    Ya fuera de bromas, recomiendo a quien no lo conozca que no pierda un minuto más y acuda a pasear por dicho parque, seguro que no olvidará su estancia.

    ResponderEliminar
  18. ¿Cómo que qué haces, Bélok?, pues publicarlo ¡ya! para complementar con tu enfoque una información más exhaustiva de este precioso parque.
    Aunque como dije en respuesta a otro comentario, egoístamente, no me gustaría publicitarlo mucho para que no se masificara.
    Si se convirtiera en un parque lleno de gente, ya no llamaría nuestra atención.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  19. un sitio precioso! me encantan las foto!

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias Chechi,
    es un buen sitio para recomendar también en "Vivere a Madrid".

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Romo, me encanta este parque, puede que sea el mas bonito de Madrid, pero para gustos los colores. Lo que siento es que no abran el laberinto, ni el bunker, aunque sobre este he leido algo sobre la posibilidad de musealizarlo, o como se diga.
    Gracias por el post. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Muy buenas D.José
    Para mí es el más auténtico, bueno, los del Moro a primera hora de la mañana tampoco están nada mal.
    ¡No sabes la ganas que tengo de pasearme por el Laberinto!, y por la Gruta, y la Fuente de las Ranas, que son otros caprichos sitos en la zona "invisitable".y no sé todavía la razón. En fin, todo llegará, espero.
    Muchas gracias a tí, josamez.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar