2 de septiembre de 2014

Fachadas


©M@driz hacia arriba

Las fachadas son como la carta de presentación de los edificios, es lo primero que ve el visitante y dependiendo de su color, su arquitectura y sus elementos ornamentales, nos pueden decir mucho de su interior e incluso de sus moradores. Según estos factores nos da la impresión de que la casa puede ser acogedora, fría, señorial, siniestra o anodina. Nos puede transmitir serenidad, calidez, incomodidad, o quizá nos evoque recuerdos de paisajes montañeses, isleños o de países lejanos, etc. 

©M@driz hacia arriba ©M@driz hacia arriba

Así, si vemos fachadas de un color blanco predominante, con balcones de tonos ocres o azules, adornados con plantas y flores, nos puede llevar a pensar que sus viviendas son cálidas, semi rústicas, manchegas o sureñas. En Madrid existen muchos edificios con tejados de teja de barro cocido y fachadas de colores tan intensos, que me hace pensar irremediablemente en una clara influencia colonial con un ligero sabor de Habana Vieja. 

©M@driz hacia arriba

Hay fachadas de ladrillo de diferentes tonalidades que nos hablan de una construcción recia y sobria, muy propia de finales del XIX. Hoy en día se apuesta por fachadas minimalistas, de líneas rectas y sencillas y con amplios ventanales para dar sensación de amplitud, sin embargo, tanta originalidad de vidrio, hormigón y hierro nos transmite frialdad. 

©M@driz hacia arriba ©M@driz hacia arriba

En fin, lo que quería decir es, que ya sea del clásico blanco, tonalidades neutras, colores apagados o puros, en Madrid, tenemos una gran variedad de fachadas coloreadas y como para gustos están los colores, aquí os he dejado una pequeña muestra del Pantone madrileño. 

M@driz hacia arriba©2006-2014 | Manuel Romo





7 comentarios:

  1. Hola Manuel:
    Increíbles los ejemplos de fachadas que nos traes, son preciosos (hay que patearse mucho la ciudad para dar con ellos). Completamente de acuerdo con tu observación: bajo el paraguas de la modernidad, el minimalismo que últimamente nos invade está "despersonalizando" esta carta de presentación que son las fachadas, como muy bien comentas.

    Abrazos, Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús,
      Son bonitos ¿verdad? No sé hasta qué punto estará permitido pintar en estos tonos fachadas de edificios protegidos, pero lo cierto es que le dan a la zona centro de Madrid una vidilla que se agradece.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Manuel, me gustan todas, hasta la de acero cortén. La segunda parece una rehabilitación interesantísima que me gustaría ver mejor en detalle. El azul añil (pintura carísima) a veces se confunde con el tono del cielo creando un efecto fantástico y las bi y tricolor demuestran que en la comisión CPHAN del Ayuntamiento algo se empieza a mover...
    Enhorabuena y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio,
      La verdad es que fijándose un poco, el centro de Madrid está repleto de rehabilitaciones bastante interesantes. La más curiosa y original también me pareció la de la segunda foto (Travesía de S. Mateo), entre otras cosas, por su alero de forja a modo de viserilla modernista.
      ¡Hala a mirar "parriba"!
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Sí, y con esta buena selección de fachadas de edificios podemos equiparar con fachadas de personas. Curiosamente los pies de fotos servirían para unos y para otros...

    Un abrazo de un amigo que te hecha de menos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba Pedrito, dichosos los ojos que te atisban. Ya me contarás más despacio por dónde andan vuesas mercedes.
      Por cierto, ¿tu qué haces mirando fachadas?
      Otro abrazo para ti y los tuyos, de tu amigo ciertamente en el olvido.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar