19 de abril de 2011

Salesas Reales

Salesas1 grabado XIX
Tras un largo peregrinaje de las hermanas salesas, ocupando primero unas casas en el lugar llamado Prado Viejo y más tarde un beaterio existente en la calle de San José, encontraron emplazamiento definitivo junto a la Puerta de Recoletos en un monasterio fundado, para darlas cobijo, en 1749 por la reina doña Bárbara de Braganza, y para la educación de las jóvenes de la nobleza y además, como residencia de retiro de la reina en caso de la muerte de su esposo el rey Fernando VI.
Salesas2
En la parte que da a la calle Bárbara de Braganza se puede leer esta inscripción: "Fernando VI y María Bárbara erigieron y dedicaron en el año 1757 este lugar sagrado a la memoria de la Visitación de la Bienaventurada María Isabel, para educar doncellas nobles en religión y tradición patria".
Salesas3 1865Salesas4
El monasterio fue encomendado a la orden de San Francisco de Sales (Salesas), bajo la advocación de Monasterio Real de la Visitación de Nuestra Señora. El complejo de estilo rococó, diseñado por el arquitecto galo François Carlier, (iglesia de El Pardo), alcanzó un coste según nos cuenta Fernández de los Ríos, de 80 millones de reales de la época, Mesonero Romanos habla incluso de 83 millones y según el arquitecto Ruiz de Salces, 50 millones de reales. El proyecto, finalmente, lo llevó a cabo el ayudante de Carlier, el aparejador Francisco Moradillo, atreviéndose incluso a modificar el proyecto original. El enorme complejo estaba formado por dependencias reales, templo, monasterio, otras múltiples dependencias, huertos y jardines.
Salesas5 pXXSalesas6
La iglesia es de planta longitudinal y presenta una fachada monumental de influencias francesa e italiana con un gran orden de pilastras rematado por dos pequeñas torres y ático con frontón y, adornada con estatuas de San Francisco de Sales y Santa Juana Francisca Fremiot, fundadores de la orden de la Visitación, realizadas por Alfonso Giraldo Vergaz. En su interior de estilo barroco se conservan los sepulcros de Fernando VI y de Bárbara de Braganza, encargados por Carlos III al arquitecto Fracesco Sabatini y al escultor Francisco Gutiérrez.
Salesas7 L.L. 1910caSalesas8
También se encuentra allí el monumento funerario a Leopoldo O’Donnell, un sepulcro con un busto yacente en mármol blanco, obra de Jerónimo Suñol. Al ser exclaustradas las monjas salesas, tras el reinado de Isabel II, durante el sexenio revolucionario, todo el complejo, excepto el templo, se dedicó a partir de 1870 a Palacio de Justicia. Desde 1891 la iglesia desempeña las funciones de parroquia.
Salesas9Salesas10 Otto Schubert
En 1915, tras un gran incendio, se mandó reconstruirlo en el estilo original del siglo XVIII, ya que se habían salvado los muros de carga, las travesías y las fachadas. Tras un concurso público, fue adjudicada su reconstrucción al arquitecto Joaquín Rojí, que realizó dicha reconstrucción, no exenta de polémica, entre los años 1921 y 1926.
DSC_9406
Al abrirse la calle de Bárbara de Braganza, en 1930, Miguel Durín realizó la escalinata que da acceso a la portada, rompiéndose la homogeneidad del conjunto, provocando cambios de niveles de las calles que afectaron al templo y su perspectiva y, haciendo una estilización histórica de la portada en la fachada del palacio que da a la plaza de la Villa de París, trazada sobre la antigua huerta del monasterio. Desde 1979 la parroquia de Santa Bárbara es Bien de Interés Cultural.
Para más información visitar "Viendo Madrid".

Fuentes: "Madrid Villa y Corte" de Pedro Montoliú Camps, "Urbanity", "Postales Antiguas de Madrid", de Ediciones La Librería, "La Ilustración Española y Americana", "Ayuntamiento de Madrid", "Archivo Histórico Regional", "Viejo Madrid", "Sociedad Española de Librería", "Museo Municipal de Madrid", “Guía de arquitectura 1700-1800”, Ramón Guerra de la Vega.
M@driz hacia arriba© 2011 | Manuel Romo

14 comentarios:

  1. Hola Manuel,
    este conjunto y su historia son de lo más interesante de Madrid. Tengo la suerte de conocer el edificio por dentro, en una de esas jornadas de puertas abiertas, y es uno de los más bonitos que he visitado, realmente espectacular.
    Echaba de menos tus fotos "comparativas"... son estupendas.
    un beso

    PD: es una tontuna, pero al Sr. Moradillo le falta una "a" ;-)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Mercedes,
    Ciertamente es uno de los conjuntos barrocos más bonitos de Madrid y eso que, por las referencias consultadas, difiere una barbaridad del proyecto original. Desconozco su interior, pero tiene que ser impresionante. A ver si un día...

    ...y de una tontuna, nada, es un lapsus garrafal. Revisas el texto varias veces y siempre suele colarse algo "chirriante".
    ¡Desfago el entuerto!
    Gracias "detectiva"
    Feliz Semana Santa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el barroco!!! aunque soy más de Renacimiento todo hay que decirlo.
    Salud

    ResponderEliminar
  4. Natalia, tampoco es mala elección el Quattrocento.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Siempre me ha llamado la atención lo enorme que es este edificio, aunque nunca he entrado en él, y no sé, también que esté un poco alejado del resto de iglesias de similar tamaño. Ahora ya conozco algo de su historia.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola Paco,
    Es un edificio imponente y eso que está mermado por las reformas, incendios, expropiaciones, reformas urbanísticas, etc. Imagínatelo en todo su esplendor y además rodeado de grandes huertos y jardines.
    Entre Mendizabal, guerras y la especulación, casi nos quedamos sin patrimonio.

    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  7. Hola Manuel:

    Coincido con todos vosotros en la belleza del conjunto. Al final las previsiones de la reina Bárbara de Braganza no se cumplieron y fue ella quien murió antes que su marido. Fernando VI, profundamente deprimido, se refugió en el Castillo de Villaviciosa de Odón. Ambos se saltaron a la torera la costumbre real de ser enterrados en el Monasterio de El Escorial y decidieron recibir sepultura en las Salesas. Si es que no hay nada como ser rey, para que te hagan caso.

    Enhorabuena por el reportaje. Muchas gracias y un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  8. Hola Jesús,

    Es que fueron unos borbones muy rebeldones y aunque no fue un reinado muy malo fueron muy criticados, de ahí:
    "Bárbaro edificio, bárbara renta, bárbaro gasto, Bárbara reina".
    Pero te doy toda la razón, teníamos que haber nacido reyes o dioses, que para la época era lo mismo, y así conseguir todos nuestros caprichos, como por ejemplo,...comernos todas las torrijas del mundo.
    ¿Nos acostumbraríamos?

    Sé bueno y sé feliz.

    ResponderEliminar
  9. Es maravilloso, tengo la inmensa suerte de trabajar alli.
    Doy gracias a dios por ello.
    Un saludo y felicidades por el blog

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Anónimo,
    Realmente eres un gran afortunado al trabajar en un lugar rodeado de tanta historia, arte y belleza.
    No es de extrañar que estés tan agradecido.

    Un fuertre abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Precioso conjunto el de las Salesas. Yo entré una vez hace muchos años y no supe apreciar o por lo menos no me acuerdo el magnífico interior. Luego más tarde entré para unas oposiciones a justicia y poco ví. Eso sí, la iglesia con sus sepulcros y su estupendo esplendor barroco me lo conozco bien. Preciosa comparativa, las que ya echaba de menos al igual que Mercedes.

    ResponderEliminar
  12. Hola Bélok,
    No he tenido la oportunidad de visitar el interior, pero por referencias debe de ser precioso. A ver si un día de puertas abiertas...
    Lo de las comparativas se me complica, tomas desde solares, ahora construidos, cambios de nivel en las calles, etc, pero seguiré rebuscando.

    Salud!

    ResponderEliminar
  13. Manuel, no habia leido tu post. Es cierto que el edificio, al menos por fuera, es espectacular. Yo por dentro tampoco lo conozco.
    Excelente. como siempre, la comparativa entre las fotos antiguas y las actuales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola José,
    Tenemos que solucionar lo de la visita a su interior, por las fotos que hay en la red y por lo que cuentan, tiene que ser precioso y el sepulcro de Fernando VI toda una obra de arte.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar