28 de octubre de 2012

Aleros de Madrid



No, no me estoy refiriendo a esos esforzados baloncestistas que juegan por los laterales de la cancha y que suelen encestar desde posiciones alejadas de la canasta. Como se puede apreciar claramente por las fotografías que acompañan este artículo, me estoy refiriendo a esa parte inferior de los tejados, que rebasa la línea del muro sobresaliendo de la fachada del edificio y que habitualmente sirve para desviar de ella las aguas llovedizas y no deterioren sus enfoscados y decoraciones. 

M@driz hacia arribaM@driz hacia arriba

A primera vista podríamos pensar que se trata de un simple elemento arquitectónico al que no hay que dar importancia y por eso prácticamente ni nos fijamos. Las fachadas con sus decoraciones y la forja de sus balcones, por poner dos ejemplos, parecen reclamar principalmente nuestra atención. 

M@driz hacia arribaM@driz hacia arribaM@driz hacia arriba

Normalmente no reparamos en ese otro tipo de detalles que, quizá por su simple utilidad, pierden importancia pero que sin duda también contribuyen a que la mayoría de las edificaciones queden decorativamente rematadas en sus partes altas. 

M@driz hacia arribaM@driz hacia arriba

A nada que nos fijemos, podemos apreciar en Madrid un gran muestrario de estos aleros, que vienen a corroborar la existencia de verdaderos trabajos artísticos, ya sea por su colorido, sus dibujos o por las tallas en los puntales de las vigas que los sustentan. Aquí os dejo una pequeña representación de aleros de Madrid. 


Texto y fotos: Manuel Romo
M@driz hacia arriba©2006 | Manuel Romo

6 de octubre de 2012

Cine del Callao

Cine del Callao 1930

Muy pobre es en realidad el capítulo modernista en nuestra ciudad, sin embargo, a partir de la primera década del siglo XX, parece que Madrid prefirió decantarse por el estilo Art Déco, presente en algunos edificios destinados, sobre todo, al cinematógrafo. Dentro de esta tendencia, una de las obras que más sobresale, aunque con desafortunadas modificaciones aún sobrevive, es el Cine del Callao. 

M@driz hacia arriba

Este emblemático edificio construido en 1926 y terminado un año después, se lo debemos al arquitecto madrileño Luis Gutiérrez Soto (1900-1977), apodado cariñosamente como “el arquitecto de los cines”, ya que tan sólo en Madrid construyó los cines: Europa, Barceló, La Flor, Rex, Narváez, Montera, Carlos III, Atocha, Dos de Mayo, Actualidades, entre otros. 

M@driz hacia arribaM@driz hacia arriba

El Cine del Callao, que es el que hoy nos ocupa, lo edificó sobre un solar en forma de V y excesivamente alargado, por lo que al fondo de dicho solar, con entrada por la calle de Jacometrezo, proyectó levantar el edificio destinado a oficinas y a su propio estudio, resolviendo así la longitud desmesurada que tendría la sala de visionado. 

Cine del Callao planosM@driz hacia arribaCine del Callao vestbulo

Constaba todo el conjunto: en su planta sótano con un gran salón de baile, la planta baja con una sala de proyecciones para mil quinientas localidades, la primera planta con un amplio vestíbulo que daba paso a un salón de té con balcones al patio de butacas, la segunda planta con una antesala que daba acceso a los palcos, en el ático una terraza, a cielo abierto, concebida para cine de verano y coronando el conjunto, el torreón de esquina que hacía las funciones de faro luminoso para atraer la atención de posibles espectadores. 

M@driz hacia arribaM@driz hacia arriba

La decoración del edificio original, tanto exterior como interior, estaba influenciada por las tendencias neobarrocas españolas, sugerencias vienesas y elementos art-déco, valiéndose el arquitecto para dar monumentalidad y elegancia al conjunto con, un cuerpo inferior almohadillado, una gran marquesina de hierro y cristal sustentada por cuatro tensores de acero, estatuas flanqueando su fachada principal, grandes paños con jarrones y motivos florales esgrafiados, óculos ovalados, vidrieras emplomadas, grandes vanos verticales con vidrios de colores e interiores con salones entelados o con pinturas al fresco y suntuosas lámparas de lágrimas de cristal. 

Cine del Callao sala de proyeccionesCine del Callao saln de t

El Cine del Callao fue inaugurado con la proyección de la película muda “Luis Candelas, el bandido de Madrid” y ya en el verano de 1929, se proyectó la primera película sonora y hablada estrenada en España, “El cantante de jazz”. Canta la popular frase zarzuelera que “las ciencias adelantan que es una barbaridad”, pero a juzgar por los cambios de imagen sufridos en este edificio, en pro de la tecnología, simplemente me parecen una barbaridad. El noventa por ciento de su decoración original ha desaparecido, !menos mal que es un edificio que goza de protección oficial!
 
 
M@driz hacia arriba©2006 | Manuel Romo