9 de agosto de 2011

Chimeneas de Madrid

DSC_8494
¡Madrid es fantástico/a! Es curioso pero acabo de caer en la cuenta de que después de toda una vida anidando en esta querida-maldita ciudad y con tanto galimatías con la igualdad, todavía no tengo muy claro qué género y sexo aplicarle/o/a.
DSC_8996DSC_8674
No quiero ser reiterativo con lo de, “que vamos a todas partes corriendo”, “que si parece que vamos con orejeras”, “que si el estrés de la sociedad de consumo”, “que si no llego”, “...es que me cierran”, “me echan si llego tarde”, etc. Pero bien es cierto que generalmente no paseamos si no que pasamos que, obviamente, por una simple vocal, no es lo mismo.
DSC_8915
Lanzamos la vista hacia delante sin fijarnos en esa variedad de detalles que, al estar unos cuantos metros más arriba, pasan desapercibidos por insignificantes, o no les damos importancia por cotidianos, o simplemente no los vemos por estar un tanto escondidos.
DSC_8914DSC_9436DSC_8670
Si fuera por vicios militares iría siempre con la vista al frente, si fuera por vicios religiosos iría con la cabeza humillada en señal de sumisión y respeto, pero como mi deformación es por vicios arquitectónicos adquiridos estoy acostumbrado a ir siempre con la cabeza bien alta, lo que me ha reportado decepciones, pero también multitud de satisfacciones visuales, a mí y a mi ojo derecho, que es con el que miro a través del visor de mi cámara.
DSC_8669DSC_8665DSC_8672
Siempre hay un balcón, una inscripción, un adorno, un castillete, un color, una ausencia que nos causa sorpresa, desconcierto o indignación, en cualquier caso, bueno o malo, un gesto. Hoy me ha tocado clavar la visual en las chimeneas, ¡qué le voy a hacer!
DSC_8567DSC_0731
Hay artistas y artesanos para todos los gustos y disciplinas que, desde tiempos inmemoriales, plasman sus obras en fachadas, tejados y azoteas y, ¡oh! avispados lectores, como bien habéis intuido hoy dedico este artículo a esos artistas-artesanos y viceversa que con su imaginación y creatividad aportan su granito de arena dando ese toque rústico que remata la silueta de Madrid  y que, de forma tan decorativa, nos ayudan a expulsar de nuestros hogares, comercios y despachos, esos “malos humos” tan nocivos para nuestros castigados pulmones urbanitas.

M@driz hacia arriba© 2011 | Manuel Romo

10 comentarios:

  1. Por favor Manuel, no dejes de mirar nunca hacia arriba. Tienes un ojo para captar lo que al resto de los mortales nos pasa inadvertido... ¡tremendo!

    Son preciosas esas chimeneas (por cierto, ¿las primeras son del Palacio Real?)

    Tampoco dejes de deleitarnos con tu prosa, que has afinado aún más durante estos días de asueto.

    Has empezado con un juego de vocales, has pasado por alto los tópicos para después valerte de ellos y nos has hecho mirar al frente como los militares, hacia abajo como los devotos... para terminar con la cabeza muy alta. Sí señor!!!

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  2. Hola Manuel. A raiz de tus fotos de chimeneas, yo tambien me he fijado en algunas curiosas y las he fotografiado. Son un adono mas de Madrid, que tambien en los tejados tiene cosas que ver.
    Un abrzo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Manuel, ¡qué arte tienes para mirar Madrid hacia arriba!!
    Y para contarlo...
    precioso y original post.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos/as,

    Gracias por no guardarme rencor alguno tras mis abusivas ausencias y por seguir dirigiéndome la palabra, escrita, en mis reapariciones.

    Jesús, eso no vale, has acertado la chimenea fácil, esas no tienen puntuación. Ah! y gracias por los elogios a mi prosa pero no tiene ningún mérito, si tiene algo bueno debe ser innato.
    Un fuerte abrazo.

    José, ¿a que hay chimeneas muy chulas? Las cubiertas de los edificios de Madrid nos deparan detalles sorprendentes. Tengo en mente varios artículos con algunos de ellos.
    ¡Salud!

    Mercedes, el arte es todo vuestro que, benévolamente, apreciáis los detalles en los que me fijo y mi verborrea, a veces, disparatada. Gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola Manuel,

    Algunas me son conocidas ¿azotea Casa Encendida? :)

    Muchas veces tan solo hay que pararse y ver. Te faltan unas que seguro has fotografiado, las chimeneas que hay en el Manzanares (por el paseo de la Florida) con forma de columna romana.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola Paco,
    Voy a tener que poner más atención. A pesar de lo que me fijo en esos detalles de por ahí arriba no tengo fotografiadas ni las de la Casa Encendida, ni esas tan curiosas que dices del paseo de la Florida. Tendré que darme una vueltecita para aumentar la colección. Gracias.
    ¡Salud!

    ResponderEliminar
  7. Siempre sorprendiéndonos Manuel, que arte!!
    Maravillosas sorpresas nos esperan en las alturas madrileñas, ya lo hemos comentado otras veces. Gracias a tus post, muchos desde hora irán con la cabeza bien alta y así podrán descubrir gratas sorpresas que nos aguardan en los tejados.

    ResponderEliminar
  8. Hola Bélok,
    ¡Dichosos los ojos que te leen!¿Dónde cuelgas ahora las magníficas fotos a las que nos tienes acostumbrados?
    Ojalá tengas razón y la gente se fije un poquito más en esos detalles notorios o insignificantes que también conforman nuestro Madrid. Hay detalles que son un lujo y dicen mucho de nuestra historia.
    Un abrazo...y no te vendas tan caro.

    ResponderEliminar
  9. Bonitas fotos, Romo. Lástima que las chimeneas con encanto estén siendo sustituídas por simples tubos de chapa.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Carlos,
    Tienes toda la razón, el acero inox y el hormigón están acabando con estas joyitas. Resignación.

    ResponderEliminar